Mediación:

¿Qué es la mediación?

Es un proceso de negociación mediante el cual las partes involucradas en un conflicto intentan resolverlo por sí mismas, con la ayuda de un tercero imparcial llamado mediador, que actúa sin facultad decisoria propia.

El mediador únicamente es el conductor de la sesión; recoge inquietudes, traduce estados de ánimo, explica posiciones, y en definitiva, ayuda a las personas que participan en el proceso a encontrar una solución elaborada por las propias partes y que sea satisfactoria para ambas, o si esto no ocurre, a acotar el conflicto para derivarlo entonces a la vía judicial.

La mediación es voluntaria, y nadie está obligado a  mantenerse en el procedimiento de mediación ni a concluir un acuerdo. Es característica de la mediación la posibilidad de abandonar el proceso en cualquier momento,  pero si éste prospera, la solución al conflicto la acuerdan las propias partes, siendo el mediador la persona que les ayuda a encontrarla. En caso de desistir del procedimiento, si el conflicto persiste, las partes implicadas acudirían a resolverlo por otras vías.

¿Cuánto cuesta el servicio de mediación?

Dependerá de cuántas personas participan de la mediación, sin exceder significativamente el valor de una sesión individual. Es decir, si la sesión individual son 40€ y participan en la mediación dos personas, cada una debería abonar la mitad, 20€.